Bienvenidos al nuevo curso:

En estos días llenos de reencuentros y nuevas experiencias, los niños de 1º han conocido por fin al duende Bartolomé y, poco a poco, van descubriendo los diferentes espacios del cole de mayores.

Durante estos días, tanto 1º como 2º, hemos trabajado dinámicas de conocimiento, cohesión grupal y recuerdo de normas. ¡Hasta hicimos un experimento para repasar la importancia del lavado de manos!

También hemos descubierto que podemos comenzar a escribir al duende porque tenemos nuestros buzones en las clases preparados.

Pero sin duda, la gran sorpresa, nos la llevamos el viernes. Ese día, el duende Bartolomé, nos escribió a todas las clases una carta diciéndonos que durante las vacaciones se había convertido en arqueólogo y que necesitaba nuestra ayuda.

Nos propuso convertirnos en ayudantes de arqueólogos y, nosotros, que somos muy valientes y atrevidos, decidimos aceptar el reto.

Para ello, el duende nos dejó varios retos en una gymkhana fabulosa; pero, no valía superar las pruebas de cualquier modo, ¡necesitábamos cooperar!

Resolvimos códigos, laberintos, puzles y hasta averiguamos diferencias entre imágenes. ¡Fue muy divertido y emocionante ver cómo íbamos consiguiendo puntos!

Pruebas cooperativas

Al final, Bartolomé nos dejó preparados unos carnés muy especiales de arqueólogos y que nos permitirán ayudar al duende en todas sus misiones del año.

Por último, comenzamos nuestra primera misión como arqueólogos. Tuvimos que decorar nuestro cuaderno de bitácora, que nos servirá a lo largo del año para ir aprendiendo y descubriendo más sobre arqueología y alguna de las grandes civilizaciones de la Historia.

¡Estamos expectantes!

Con mucho cariño los tutores de 1º y 2º